Las Relaciones Entre Ámerica Latina Y El Caribe Y Sus Principales Socios Extraregionales

Resumen y análisis del infrorme de la CEPAL Dir. A. Bárcena, A. Prado, O. Rosales, R. Peréz, “Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe”, Capitulo 2, Naciones Unidas, Santiago de Chile, Septiembre de 2011.

Veremos cómo básicamente la tendencia en cuanto al mercado internacional va tomando ciertas curvas como que los países de América Latina y el caribe ya no dependen tanto de Estados Unidos ni de la Unión Europea, y están más dependiendo de ellos mismos como zona y con países de Asia Pacifico gracias al crecimiento de varios de los países de esta zona. Aunque ciertamente Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial de la zona es notable que también poco a poco esta perdiendo su importancia.

A esta zona los determinantes del 2000 al 2010 fue que Estados Unidos disminuyo su porcentaje en exportaciones a esta región del 58% al 40% y en importaciones del 49% al 32% en esta década, y Europa se mantuvo casi estable en estas 2 sin muchas variantes, China en cambio aumento 7 veces mas su nivel de importaciones hacia la zona del 1% al 8% y en exportaciones y del 2% al 14%, algo increíble en tan poco tiempo.

Esto nos indica que cada vez más el continente asiático esta más involucrado con el mercado del Sur de América ya que, Centroamérica, Caribe y México no están mandando tanta mercancía hacia este continente, claro con sus excepciones como Cuba, Costa Rica y Panamá.

Aunque ninguna de las zonas antes habladas se acercan a la cantidad de productos exportados hacia esa misma zona, un mercado intrarregional que al final de la década fue casi del 70%. Casi 4 veces más de lo que exporta China hacia esta zona, lo que viene a decirnos cual es la importancia de este mercado intrarregional para las exportaciones y desarrollo de cadenas regionales de valor.

América Latina y el Caribe es el socio comercial que más ha aumentado su importancia, después de China. Tanto en productos importados que obtiene Estados Unidos, tanto como los que exporta sigue siendo su principal socio, poco arriba de China. Aunque básicamente este mercado hacia los Estados Unidos se basa en pocos países. El ejemplo es México que por si sólo exporta dos tercios del total que se exporta hacia su país del norte y la mitad de importaciones. Los otros países que están muy apegados a Estados Unidos son República Dominicana y Venezuela.

El superávit comercial que tiene la región con Estados Unidos es por los saldos de México y algo menos de Venezuela, y pero ha ido a la baja estancándose en los sectores de las grandes potencias comerciales del MERCOSUR como Brasil y Argentina que tiene déficit.

Pero si quitamos a México sus porcentajes hacia Estados Unidos viene muy similar a lo que hace con sus exportaciones a China. Sus principales productos son manufactureros o de tecnología media-baja y materias primas.

En cuanto a aspectos estratégicos bilaterales con Estados Unidos, desde 2007 no se ha avanzado mucho, se suscribieron a acuerdos de libre comercio Panamá y Colombia  y un gran interés con Brasil pero no se han presentado, por falta de visión estratégica de la región  Los acuerdos existentes son del tipo radial desaprovechando muchas oportunidades.

Aunque el presidente de Estados Unidos trata de hacer un Acuerdo estratégico transpacífico de asociación económica (AETAE) solo incluye 2 países de América Latina que es Perú y Chile, aunque con ellos ya tenga acuerdos económicos pero busca un mercado a muy largo plazo con algunos otros países.

Y las relaciones comerciales con la Unión Europea no han sido muy influyentes ya que esta unión maneja transacciones entre ellos mismos, así que América Latina y el Caribe no influye mucho cerca del 5% en importaciones y exportaciones. Y de esto casi 5 países manejan todas las importaciones que adquiere la Unión Europea, el 61% si se incluye a México. Y los productos que se exportan son recursos naturales o manufacturas basadas en ellas como cobre y productos energéticos. Y del año 2000 para acá, el país, ah crecido mucho en cuanto a su inyección de inversión extranjera, principalmente por la Unión Europea.

Desde 1999 se ha trabajado en cumbres entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea, para fortalecer la integración económica, comercial y social entre ambas naciones, y aunque se tiene como un proyecto a mediano plazo, es un programa que beneficia mucho a América Latina sobre todo en  la inversión a la cohesión social y la internacionalización de las pymes. Hay muchos proyectos europeas que se han instalado en América por su facilidad de inversión que han venido incrementado el grado de influencia nacional, ya que superan las actividades que el propio país podría alcanzar alguna vez, como empresas de cooperación en energías, ejemplo Dibanet un proyecto que busca el desarrollo sostenible para la producción de biocombustible diesel a base de desechos orgánicos con una inversión de 4,84 millones de euros en países como Brasil, Chile y Dinamarca.

Con las regiones de Asia y el Pacífico el comercio ha crecido más que con sus otros socios principales, entre 2006 y 2010 las exportaciones de América Latina y el Caribe hacia el oriente se triplicaron y contando el dinamismo comercial con China la tasa total de la región se extiende a 5 veces más, por lo que han superado el numero de exportaciones al número de importaciones arrastrando un déficit comercial con esa región. Anteriormente era Japón el país que recibía el 50% de las exportaciones de América Latina y el Caribe dirigidas a las zonas de Asia y el Pacífico, sin embargo el incremento en la tasa de crecimiento de China como socio comercial le ha quitado su lugar a Japón y está muy cerca de quitarle también el segundo lugar a la Unión Europea, ya que abarca el 16% de la exportaciones totales de la región, por lo que representa una participación cercana al 50% en el caso de Chile y 30% en Cuba.

Durante la década pasada América Latina y el Caribe fue el socio comercial más dinámico de China casi duplicando la tasa y hasta en 2010 alcanzar un 6% de sus exportaciones e importaciones totales de ese país. En el caso de Japón continuaron aumentando sin embargo no superaron el dinamismo con las Comunidad de Estados Independientes. Las canastas exportadoras de América Latina y el Caribe a los países asiáticos siguen concentradas en los productos básicos sobre todo minerales, a excepción de México, Costa Rica y el Salvador ya que sus productos incluyen algunas manufacturas de alta tecnología como aparatos eléctricos y electrónicos. A pesar de la competencia con Canadá, Estados Unidos y Australia en los mercados de Asia y el Pacífico como proveedores de recursos naturales se pueden abrir alianzas comerciales, tecnológicas y productivas interesantes con dichos países con el beneficio de crear estrategias que permitan atender mejor la demanda con China y el resto de Asia. Debido a la actual crisis económica mundial los productos procedentes de China han sido objeto de investigaciones antidumping iniciadas en América, como en el caso de México en que las importaciones chinas han generado resistencia a los sectores productivos afectados por la poca demanda nacional se llegó a la solución de crear un acuerdo comercial de transición con China en el cual se prorrogaron las cuotas compensatorias para 204 partidas arancelarias sobre todo en los sectores textil, del vestuario y el calzado.

Según datos oficiales el acervo del IED en la región de América Latina y el Caribe por Japón superó los 44.000 mdd (la mayor inversión en economías emergentes fuera de Asia), y la República de Corea mayor a los 7.100 mdd, ambas excluyendo los centros financieros del Caribe. Pero la IED en China hacia nuestra región pintaba para ser muy baja con 1.958 mdd, sin embargo en 2010 se invirtieron alrededor de 15.000 mdd en América Latina, convirtiéndose en el tercer inversionista extranjero en la región, después de EUA y Países Bajos, gracias a la acceso a los recursos naturales que se  les da, la búsqueda de mercados y la eficiencia en la producción y administración. También se han dado inversiones latinoamericanas considerables en China, por parte de Brasil en los sectores aeronáutico y eléctrico, en Argentina destaca el grupo Techint en el sector siderúrgico, y México con sus empresas en el área alimentaria como Bimbo y Maseca.

Actualmente América Latina y el Caribe tiene acuerdos de libre comercio con Australia, Japón, República de Corea, Singapur, India y China, compitiendo en los mercados de los últimos dos con las economías de los 10 países de la ASEAN, con los cuales quiere abrir un área de libre comercio para ampliar el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica y acordar la reducción o en su mejor caso la eliminación de los altos aranceles orientales.

Concluimos resaltando la importancia de América Latina y el Caribe en el Comercio mundial, ya que aunque la Unión Europea aun tiene el segundo lugar como el socio más dinámico con ésta región después de EUA, China cada vez cobra mayor importancia gracias a la creciente integración con Asia y el Pacífico y a las grandes oportunidades de inversión que ésta representa, las favorables perspectivas de crecimiento de las dos regiones y la intensificación de las relaciones birregionales no solo en el aspecto económico, sino también político y de cooperación. Aún le falta a Latinoamérica abrir más sus fronteras con acuerdos de libre comercio para superar el déficit que trae por su número superior de importaciones a exportaciones y darle más valor a sus productos buscando alternativas de alianzas y estrategias conjuntas con los demás países.

Stephanie Márquez Valencia

Miguel Ángel Ortega

Anuncios